Turismo es cultura, educación y progreso.

Spread the love

El concepto de que TURISMO es viajar y con ello conocer personas y países, es cierto, pero eso solo es el principio de lo que encierra esta actividad que ha transformado el mundo, de tal forma, que su crecimiento se debe a su diversificación, a que el viaje, aunque se ha facilitado, no es su fin, ya que en esencia, el “turista”, desarrolla ciudades, se encariña con ellas, se integra a su comunidad y a su cultura, acoplando al mismo tiempo sus experiencias y conocimientos, cooperando así con su progreso.

 El problema es que los destinos, con raras excepciones, no se han preparado para integrarse a estos nuevos residentes, temporales algunos, permanentes otros. Por lo contrario, los ignoran, aunque tratan de aprovecharse de ellos.
Analicemos Nicaragua, Centroamérica. ¿Qué ha hecho? ¿Cómo está preparándose para que el “VISITANTE” regrese a su hogar satisfecho, alegre y sea uno de sus promotores?

Un granadino, comentando sobre su ciudad, uno de los destinos turísticos principales de Nicaragua, nos dice que su bella ciudad colonial ha perdido su encanto, se ha “pichoneado” como diría el inolvidable comentarista de Radio y TV, Julio Vivas Benard, granadino también.

Se ha comercializado sin planificación. Ha perdido el calor humano de su clima tropical, donde los vecinos, en sus sillas mecedoras, gozaban del frescor en las puertas de sus casas, lo cual es el resultado de convertir casas solariegas, en hoteluchos y mal llamados “Bed and Breakfasts” -el turismo “chiringuito” como lo bautizó Lluis Mesalles, Embajador y Promotor Turístico iberoamericano- en vez de preservarlas. Es necesario que los hostales, hoteles y restaurantes, tengan SABOR COLONIAL GRANADINO, como ANTIGUA, GUATEMALA.

Las ciudades coloniales se embellecen, no se modernizan y mucho menos se les prostituye con populismo, como se hizo con La Calzada en Granada, donde con las mejores buenas intenciones, se destruyó su personalidad y elegancia.
Los destinos reciben los visitantes que su infraestructura ofrece. Si queremos turismo de calidad, estamos en la obligación de velar por el ornato y la pureza histórica del mismo, por lo que es muy importante que ciudadanos reconocidos por su honestidad, conocimientos, ética y valores cívicos, formen parte de los organismos que vigilan el ornato y la preservación histórica de la ciudad.

La comunidad, los hombres de empresa y autoridades, en este caso, los granadinos todos, sin excepción, deben tomar en serio el futuro de su ciudad, presionando cívicamente, a través de sus asociaciones comunitarias, ya que en ello, está envuelto su prestigio y bienestar.

Hay problemas que deben ser solucionados de inmediato, como el de las aguas negras; la exterminación de bichos contaminantes, fumigando y manteniendo limpia sus calles y aceras; el servicio de agua potable, confiable y sana; y por sobretodo proteger a los niños, mantenerlos en las escuelas y no de limosneros en las calles. Es importante que la POLICIA proteja, ayude y guie a sus huéspedes, en vez de acosarlos, con multas por infracciones insignificantes y dudosas, en fin, convivir con sus huéspedes como buenos anfitriones y amigos.

El calor de Granada, a veces sofocante, podría mejorarse con la creación de parques o bosques con abundantes arboles y al mismo tiempo, controlando el despale de sus alrededores,

El caso del saneamiento del Gran Lago Cocibolca, tesoro acuático de Granada, es prioritario. Dice nuestro amigo que hasta los peces nativos, como el Guapote, la Mojarra, han sido víctimas de la contaminación y de los peces depredadores (TILAPIAS), que la falta de responsabilidad, combinada con la corrupción de Gobiernos pasados, hizo posible al permitir introducir TILAPIAS en el Lago.

El Lago, donde competencias deportivas a nivel internacional se pueden planificar, debe ser saneado. No puede continuar como recipiente de cuanta corriente putrefacta produce la ciudad.

Hay que revisar seriamente los Restaurantes, a fin de corregir y poner en práctica normas elementales sanitarias. Nadie tiene el derecho a desacreditar nuestra gastronomía y con ello, dañar la reputación del destino. Tenemos, no una, sino varias escuelas hoteleras y culinarias, donde preparan cocineros y pasteleros, que los restaurantes y hoteles pueden y deben contratar. Los tiempos de las cocineras empíricas ya paso. Y por favor, no olvidemos los servicios sanitarios (Baños).
Granada, atrae turistas de Europa y Estados Unidos. Conozco a unos cuantos que la visitan anualmente, entre ellos la respetada escritora, Barbara Rosenberg, que viaja desde Philadelphia y ha influido con su famoso escrito, LANCHA, LANCHA, a que otros lo hagan. Doña Barbara, en su cuarto viaje, fue honrada, como sugerencia de la empresa privada, con el pergamino que la acredita como HUESPED DISTINGUIDA DE GRANADA.
Las secciones de viajes de los diarios más importantes del mundo, ya destacan GRANADA como un destino atractivo y económicamente accesible, lo que no significa barato. El New York Times la recomendó junto con la acogedora y bella ciudad ecuatoriana de CUENCA. Esta valiosa arma promocional no la pueden perder los “granadinos”, que deben unirse con el Municipio, Cámaras y Asociaciones en pro del Progreso de su ciudad como un destino confiable, seguro y sano.
GRANADA tiene mucho por hacer. Necesita un TEATRO MUNICIPAL, donde sus residentes y visitantes gocen de obras teatrales y conciertos. Esta nueva actividad, abriría, después de las funciones, una nueva oportunidad de compartir en cafés y restaurantes, ya que sus noches son frescas. Otra necesidad es un Campo de Golf, aunque sea de solo 9 hoyos para comenzar.
GRANADA necesita reorganizarse. Los “granadinos” deben tomar control de su ciudad, ordenarla y volver a sentarse en sus mecedoras, gozando de sus frescas tardes y noches, mientras sus visitantes pasean con garantía por sus limpias y acogedoras aceras y parques.
PRESERVEMOS nuestros tesoros arquitectónicos y naturales, así como nuestras bellas costumbres. Protejamos celosamente nuestra flora y fauna, nuestro ambiente y nuestra idoneidad. Aplaudamos los buenos ejemplos, como los de COSTA RICA, que por Ley, eliminaron la destructora caza deportiva.