¿Sabías que las ballenas jorobadas recorren ocho mil millas para llegar y aparearse en la costa ecuatoriana?

ballenas jorobadas
Ballenas jorobadas en Ecuador
Spread the love

las ballenas jorobadas   para llegar a la costa ecuatoriana  pasan por Chile, las costas Peruanas nadando suavemente .

Al llegar realizan sus danzas acuáticas, cantos  que deleitan a sus espectadores quienes vienen a observarlas.

Llegan las ballenas jorobadas para  encontrar pareja y reproducirse en las cálidas aguas del oeste de Ecuador  específicamente en la provincia costera en Manabí.

De paso también  brindar un gran espectáculo deslumbrando a miles de turistas que llegan para apreciar este maravilloso momento.

Las ballenas jorobadas  para llegar a las costas ecuatorianas vienen recorriendo ocho mil millas náuticas desde  el Antártico ya que estas especies buscan aguas cálidas, menos profundas y apacibles para aparearse y parir.

Las ballenas jorobadas llegan a medir dieciséis metros las hembras incluso llegan a ser  más grande que los machos y llegan a pesar entre 30 y 40 toneladas.

En el balneario de Puerto lopez las ballenas jorobadas permanecen desde el de   Junio hasta Octubre.

¿Sabías que las ballenas jorobadas recorren ocho mil millas para llegar y aparearse en la costa ecuatoriana?

 También acogen  aproximadamente un millar de ballenas jorobadas y si

Quieres experimentar este mágico momento realiza un tour con SpringTravelEcuador.com

 La costa ecuatoriana son lugares  ideales para el parto y las crías se adapten  a las condiciones del océano.

Además en estos lugares no existen depredadores  como las orcas y los tiburones blancos.

Al no existir depredadores las crías viajan en mejores condiciones y listos para recorrer hasta a la Antártida

El 99 % de las crías llegan a sobrevivir porque existen aguas de pocas corrientes y de poca profundidad.

 Las ballenas  durante su estadía en la costa ecuatoriana  se alimentan solo de plancton y  de sus  reservas de grasas.

 Pero después de permanecer 4 meses en las costas ecuatorianas   vuelven a  la Antártida, con un recorrido de 16.000 kilómetros.

Al regresar a Antárdita se alimentan de mejor manera como de cill y plancton.