Cuenca realiza su gran pase del niño viajero

Pase del niño viajero
Pase del niño viajero

El pase del niño viajero es una celebración turística religiosa que se vive en Cuenca y se celebra el 24 de diciembre.

Historia

Esto empieza en 1823 cuando Josefa Heredia fue encomendada a tallar una imagen y uno de sus descendientes llevo de viaje a diferentes países en donde fue bautizado y paseado por varios lugares del mundo.

Lo recibió Rosa Palomeque con la expresión “Ya llego el viajero”, es por ello que nace de esa frase el nombre y la celebración con Rosa Palomeque entregando con el tiempo a sus descendientes para que continúen con esta tradición religiosa en la ciudad de Cuenca.

De que trata

Pase del niño viajero
Pase del niño viajero
  • El pase del niño viajero comienza con una misa en su nombre donde están invitados todas las autoridades, y gente que esté a cargo del niño en la época.
  • Se lleva al niño para un altar como acto de admiración donde pasa tres horas y toda la gente presente puede observar.
  • Empieza la procesión en la calle Simón Bolívar hasta la iglesia de San Blas donde la gente va repartiendo pan y chica de jora mientras se presentan desfiles, danza y van cantando en homenaje al pase del niño
  • Se celebra otra misa ya mas publica concluyendo el pase

El turismo religioso que se practica tiene la presencia de personajes simbólicos para explicar la llegada del niño como:

  • Jibaros
  • Cholas
  • Los personajes de la celebración cristiana de la noche que nace Jesús.
  • Mayorales
  • Danzantes
  • Entre otros

Influencias a nivel turístico

El pase del niño viajero se celebra el 24 de diciembre donde más de 100 mil personas disfrutan del turismo religioso que presenta esta tradición donde el homenaje al niño ha llamado mucho la atención a varias personas sin importar que sean creyente o no. así que es una actividad de recordar y reflexionar sobre los acontecimientos y dar un poco de fe en cuestión con las creencias.

También existe una gran variedad de gente que viaja a poder tomar fotografías y disfrutar de todo el evento que se les brinda a los turistas y existen personas que son residentes de la calle por donde pasa el niño y permiten desde sus balcones que  la gente pueda disfrutar y tomar las fotografías.

Disfruta de esta actividad y aprende de las diferentes culturas y tradiciones que te puede mostrar el Ecuador como en este caso la ciudad de Cuenca, viaja y disfruta más cada día.